Fíjense en esta imagen:

spice girls

Año 1994. Son el grupo femenino de música pop más famoso de la historia. Esta imagen corresponde al momento que las Spice Girls irrumpieron como un tornado en el panorama musical. ¿Qué ven? A unas sonrientes Emma Bunton (Baby Spice), Melanie Brown (Scary Spice), Geri Halliwell (Ginger Spice) y Melanie Chisholm (Sporty Spice). ¿Y al lado, a la izquierda de la imagen? A una serísima Victoria Adams (Posh Spice), que parecía enfadada con el mundo. ¿Casualidad? ¿Pose voluntaria? Ahora miren esta imagen, unos años después, en plena vorágine de éxitos:

spice girls2

¿Quién parece que vuelva a tener dolor de muelas? Bingo. La futura señora Beckham. ¿Casarse con el icónico futbolista inglés le provocó más sonrisas? No lo parece...

victoria y david beckham

Fotos y más fotos con la cara larga hasta los pies, de un intensito que echa para atrás, y siempre poniendo morritos de enfadada con el mundo. Demasiado bótox en la cara tampoco ayudan a que le sea fácil sonreir. El caso es que este es el rictus habitual de la excantante, y ahora diseñadora y empresaria:

victoria beckham

@victoriabeckham

Hasta ahora. Porque por una vez, y sin que sirva de precedente, la exSpice Girl le ha puesto un poco de azúcar a la vida y oh! ¡milagro! ha aparecido sonriente. Fíjense si es poco habitual en ella que incluso ha generado que su propia familia haya hecho mucha mofa de la imagen. Su rostro hierático habitual se ha transformado en una sonrisa en una foto al lado de su hijo Cruz, los dos en albornoz. Y la frase del hijo: "Aparentemente, mi madre sí que sonríe".

victoria beckham e hijo

@cruzbeckham

Un troleo que ha continuado con su marido. David Beckham comenta la foto y dice: "¿Cómo es que son tan blancos los dientes de mamá? Parece 'Ross' de 'Friends'". ¿Por qué esta comparativa? Por uno de los capítulos más hilarantes de la famosa sitcom, en la que el personaje interpretado por David Schwimmer decide blanquearse los dientes y se provoca un estropicio:

Sea como sea, no sabemos si por lo poco habitual en verla así, pero el caso es que nos ha parecido un poco creepy la sonrisa. Mejor que continúe como siempre.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat