Cristina Plazas y Òscar Rabadan tienen un rincón predilecto cada vez que se marchan de vacaciones: Viandar de la Vera. La pareja de actores es ampliamente conocida por el público de TV3. Ella es madrileña e interpretaba el papel de Cristina Padró en La Riera. Él, catalán. Entre el 2002 y el 2005 era Robert de El cor de la ciutat. Mantienen una relación sentimental y viven juntos en Barcelona con la hija de la actriz, que se llama Martina y tiene 12 años. Comparten su vida y también una gran afición. Una actividad que compatibilizan con el trabajo ante las cámaras y encima de los escenarios. Hacen aceite. Es por esto que siempre que pueden se escapan y pasan una temporada en este pequeño pueblo del norte de Cáceres, en plena Sierra de Gredos. Allí tienen una explotación agraria donde producen aceite de oliva virgen extra.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Cristina Plazas (@crsplazas) el

Era el año 2013 cuando decidieron comprar un terreno en Extremadura y dedicarse a la elaboración de este oro líquido. Un proyecto en colaboración con un par de amigos, que enseguida abandonaron. Así que se quedaron ellos dos solos, trabajando una hectárea y media de olivos de la variedad manzanilla que les permite embotellar "el mejor aceite del mundo", afirmó literalmente la misma Plazas en una entrevista que le hicieron en 2017 para el restaurante Casa Alfonso de la capital catalana. Lo han bautizado con el nombre de "Garganta" y lo venden en envases de hasta 3 litros para restaurantes y personas de su entorno. Compañeros de profesión como los actores David Selvas o Pere Arquillué, amigos íntimos de la pareja, se encuentran entre los que conocen qué sabor tiene el aceite 100% artesano de Plazas y Rabadan. Incluso han viajado con ellos, alguna vez, desde Catalunya, para ayudarles en la recolección.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Cristina Plazas (@crsplazas) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Oscar Rabadan (@osrabadan) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de David Selvas (@davidselvasjansana) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Cristina Plazas (@crsplazas) el

Desde hace semanas, la pareja está en su finca extremeña haciendo la poda de los árboles y recogiendo las olivas. Un proceso manual de selección del fruto y posterior prensado, que cada año les da más de 300 litros de aceite, y que en estos días del mes de julio comparten con detalle en las redes sociales:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Aquí yo, siendo feliz... #aceitegarganta #viandardelavera #extremadura

Una publicación compartida de Cristina Plazas (@crsplazas) el

La semilla ya está plantada. Sólo falta que ellos quieran dar otro salto, ampliar el negocio y convertirse en una pareja de terratenientes oleícolas. El aceite de TV3 hecho en Extremadura.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat