El catalán Bruno Bergonzini es un intérprete de un talento inmenso que se hizo muy conocido hace unos años, cuando empezó a aparecer en series míticas como Poble Nou, Laberint d'ombres, Mirall trencat, Temps de silenci, Ventdelplà o Al salir de classe, o en películas como El mar.

bruno bergonzini laberinto sombras

Bruno Bergonzini en 'Laberint d'ombres' / TV3

bruno bergonzini espejo roto

Bruno Bergonzini en 'Mirall trencat' / TV3

El actor ahora tiene 42 años... y hace 17 que le diagnosticaron esclerosis múltiple después de un accidente: se dio un golpe en la cabeza y cuando se levantó no sentía el lado derecho del cuerpo. Entonces tenía sólo 25 años. Con los años, la enfermedad ha ido afectando a su cuerpo y su movilidad. A pesar de las dificultades físicas, Bergonzini ha demostrado una entereza sobrecogedora, y hace cinco años intervino en La Riera durante unos capítulos. Y ahora, ha vuelto a pisar un escenario, el del Teatre Nacional, en la obra Heroïnes o res, dirigido por su amigo, el también actor y director Iván Morales.

bruno bergonzini tnc

Bruno Bergonzini en 'Heroïnes o res' / @brunobergonzini

bruno bergonzini tnc 2

Bruno Bergonzini en 'Heroïnes o res' / betevé

Bergonzini emociona a los espectadores que lo van a ver en el teatro y a los lectores que han leído la confesión sincera, cruda y realista que ha dado al diario Ara. En una entrevista, el actor asume que está esperando que "encuentren ya la puta solución. Estoy seguro de que la encontrarán pero no sé cuánto tardarán, espero que no mucho, porque cada vez estoy peor". Dice que cada vez le cuesta más hacer lo que lo hace feliz y lo llena, actuar. Y paralelamente a estas dificultades para hacer su trabajo están las dificultades de que le lleguen proyectos, ahora, casi nunca: "Yo no sé qué será de mi vida. Cada vez tengo problemas más serios para trabajar en un escenario. Es difícil para un director confiar en un actor que a veces se cae, que no tiene equilibrio. Para un actor eso es su defunción profesional".

bruno bergonzini insta

Bruno Bergonzini / @brunobergonzini

Su estado actual lo ha llevado a reflexionar y preguntarse a sí mismo si quiere seguir o no "en esta lucha. Sé que mi cuerpo no es el cuerpo de un actor. Eso me acondiciona mucho. Lo que no quiero es ser un infeliz el resto de mi vida. Si no hay más salida en mi profesión con mis circunstancias actuales, no quiero ser actor así. Hay una parte de mí que se está despidiendo, viendo el patio". Un planteamiento duro, el de dejar de ser actor, que inevitablemente se ha hecho en más de una ocasión: "Teniendo esclerosis, no puedo estar llamando a una puerta cuando sé que no la abrirán. No renuncio porque soy feliz haciendo teatro, pero tampoco me empeñaré en exceso si veo que no hay manera. La vida es más ancha que la vida de un actor. Como todo el mundo, yo quiero ser feliz".

bruno bergonzini teatro

Bruno Bergonzini / betevé

Unas palabras conmovedoras. Esperamos de todo corazón que Bruno Bergonzini encuentre la anhelada felicidad a pesar de la cruel enfermedad que sufre. Que la encuentre donde sea, y si puede ser, encima de un escenario o ante las cámaras. Se lo merece. Y ustedes, háganse un favor y vayan a verlo cuando puedan a Heroïnes o res. No se arrepentirán.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat