El escándalo tras las acusaciones a Joan Ollé y a otros docentes del Instituto del Teatro destapado por el diario Ara sigue abordándose en diferentes medios. Después de que el director teatral fuera acusado de abusador sexual y psicológico por "centenares" de testimonios de alumnas, Ollé se limitó a responder con un chulesco: "No me doy por aludido ante acusaciones anónimas. Que den la cara".

joan olle efe

Joan Ollé (Efe)

Uno de los que ya dio la cara, inmediatamente después de saberse la noticia, fue Joel Joan. Y se le entendió todo: "Doy fe que a mí me maltrató psicológicamente hasta llegar al insulto y la agresión verbal. Un día le volví toda la mierda y me fui del ensayo y no volví. En los talleres finales de carrera del Insti. Y bebido también. Y no hablaré de la caña siempre tirada. 1992". Y este martes, otra de las que lo ha hecho ha sido una exalumna de Ollé, Carla Berrocal, en el programa Cafè d'idees de La 2.

carla berrocal actriz instituto teatro

Carla Berrocal en 'Cafè d'idees' (TVE)

Al mismo tiempo que el Instituto del Teatro ha apartado a Ollé de su tarea de profesor mientras duren las investigaciones, el valiente testimonio de la invitada por Gemma Nierga aporta más datos a una situación abyecta que, por lo visto, se prolongó demasiado en el tiempo sin que nadie pusiera remedio. O no pusiera el remedio que tocaba. Empieza explicando Berrocal qué le pasó antes de presentar el taller final del primer curso, "que era un taller donde acabábamos todos desnudos, cosa bastante cuestionable, mirando atrás con el tiempo", cuando ella tenía sólo 19 años.

carla berrocal actriz instituto teatro cafe ideas

Carla Berrocal en 'Cafè d'idees' (TVE)

Las frases que recibió del profesor que dirigía el taller, en este caso, no Ollé, ya son profundamente desagradables: "Antes de una escena me aparté el pelo de la cara y él paró la clase y me dijo: 'A mí, si una tía me está a punto de hacer una mamada y se aparta el pelo de la cara de esta manera es que es una profesional. Después me siguió machacando, diciendo que 'molestaba a la vista'". Berrocal también sufrió el maltrato psicológico de Ollé, director de su taller de final de cuarto, que no paró de "insultarme, humillarme, hacerme llorar y decirme que era una actriz pésima". Una pesadilla que se puede resumir tal como ella misma le ha explicado a Nierga:

Un testimonio valiente. Y necesario. Todo el apoyo para Carla. Y que sus palabras sirvan para que nunca más ninguna alumna pase por lo mismo que ella.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat