Será que no somos muy entendidos en moda. Será que tampoco somos nada monárquicos ni  tenemos demasiada simpatía por los habitantes de Zarzuela. E incluso, podemos reconocer que somos quisquillosos cuando analizamos la 'vidorra' de los monarcas españoles. Pero al margen de estas consideraciones, tenemos ojos en la cara. Y lo que hemos visto en la inauguración de ARCO, la feria internacional de arte contemporáneo de Madrid, inaugurada por el matrimonio Borbón-Rocasolano, no nos ha gustado nada. Letizia, siempre a la última y preocupada por su fondo de armario, se ha vuelto a pasar de frenada escogiendo look.

Letizia ARCO GTRES

Letizia ARCO GTRES

Felipe Letizia ARCO corto EFE

Felipe Letizia ARCO EFE

Felipe Letizia inauguran ARQUEO Europa Press

Europa Press

Letizia ARCO cuadro EFE

EFE

La visita real a la enorme galería de obras de arte quizás ha conmocionado a Letizia, que no quería desentonar entre las creaciones visibles en la feria de Madrid. Con un vestido negro estampado con flores rojas (o rojo con motivos negros, vete a saber) que le dibujaba una silueta rara, peinado vintage de estrella de cine y ojos hipermaquillados en rojo, la Reina no ha pasado desapercibida. Imposible. Iba, como mínimo, estrafalaria. Algunos cronistas la describen como "abstracta", "surrealista", "rara"... Vaya, que no ha tenido el día. Lástima. Mira que tiene tiempo para escoger vestuario, y ni por esas. Problemas en el paraíso...

Letizia ARCO EFE

EFE

Felipe Letizia inauguran ARQUEO GTRES

GTRES

Letizia inaugura ARQUEO corto Europa Press

Europa Press

Claro que si Letizia iba un poco disfrazada, qué no tendríamos que decir de otras personalidades y personajes que se ha dejado caer por la feria. Los estilos de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, de Andrea Levy, la concejala influencer, o del alcalde José Luis Martínez Almeida (el de las chaquetas tres tallas pequeñas) hacen destacar a cualquier ser humano, incluso con una bolsa de plástico como sombrero y embutido en unas mallas chillonas. Leti no tenía rival, pero ha estado a punto de llevarse la medalla al cuadro del día. Por cierto, que los reyes han visitado un galerista de Lombardía, en Italia, epicentro de la expansión del coronavirus en Europa. Muy adecuado. ¿Confinamiento en Zarzuela? La paradoja sería brutal...

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat