6 de noviembre del 2003. Unos jóvenes príncipe Felipe y la periodista de TVE, Letizia Ortiz, aparecían de la mano para proclamar su amor ante toda España. Comparecieron en el Palacio Real de El Pardo para hablar de en la futura boda de quienes con el tiempo se convertirían en reyes. Y ya desde aquel día hemos visto una de las características de la asturiana: se hace y se dice lo que ella quiere. Más que sus looks o el acto en sí, de aquel día todo el mundo recuerda dos palabras: "Déjame terminar", cuando ella lo interrumpió en su discurso para decir la suya.

 

dejame terminar

Efe

Aquel día Letizia marcó la hoja de ruta. Ahora, 16 años después, aquella salida de tono que sorprendió a todo el mundo no ha hecho sino acentuarse. En el Bar Don Jamón, en las Canarias, en su Borbón Tour por las diferentes comunidades, ya le dijo al marido lo que tenía que hacer, "apóyate en la barra". Y en Palma ha seguido por el mismo camino. Una reedición del déjame terminar, donde la reina ha vuelto a interrumpir en público a Felipe mientras él estaba hablando. Letizia ha demostrado sobradamente que se pasa el protocolo por el forro. Terraza del hotel Iberostar Cristina. Encuentro de los reyes con una representación de la patronal empresarial de Baleares y federaciones hoteleras de las Islas para analizar la situación después de la pandemia.

leticia felip palma reunio2

@CasaReal

El rey Felipe está hablando ante los asistentes y Letizia interrumpe su discurso. Felipe mira atónito, pero suponemos que acostumbrado, mientras la reina da la palabra a otra persona, la presidenta del gobierno de las Baleares, Francina Armengol:

 

Todavía quedan 15 comunidades autónomas por visitar... La cosa promete.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat