El largo currículum amoroso de Juan Carlos I es mítico. El emérito ha disfrutado de una vida sexual llena, con una amante en cada puerto. La reina Sofía ha tenido que vivir con la sombra de la infidelidad rodeándolos casi desde el principio, quedando como la mártir -y santa- de España. La fama de conquistador va ligada al nombre del monarca y parece que a quién ama, no le olvida.

Eso es lo que se extrae de la última entrevista que ha concedido su primera novia, la princesa de Italia Maria Gabriela de Saboya. Hija del último rey italiano, la joven fue la primera pareja de Juan Carlos, cuando sólo tenían 15 años. Un primer amor del que disfrutaron durante su exilio en Portugal, conociéndose gracias a la hermana del emérito. La infanta Margarita se hizo muy amiga de ella, haciendo finalmente de celestina.

Y ahora, setenta años después, ha hablado de su relación. Abriéndose en el Corriere della Sera ha confesado que Juan Carlos era "muy especial" para ella: "Éramos muy jóvenes, como dos novios. Siempre íbamos cogidos de la mano... Estábamos muy unidos". De hecho, asegura que se han seguido viendo a lo largo de estos años, conociendo a toda la familia y habiendo asistido, incluso, a la boda de Felipe VI y Letizia.

También habló con Vanity Fair, comentando cuál era su rutina: "Juan Carlos era muy simpático. Yo le quería mucho. Íbamos al cine y al casino los domingos. Pero éramos unos niños. Y ser jefe de estado es un trabajo muy duro... Se tiene que tener mucha paciencia, por eso nunca me quise casar con un rey".

Maria Gabriela de Saboya GTRES

GTRES

Ella se negó, a pesar de que muchas voces le señalaban como la posible futura reina de España. En la época se especulaba con un acuerdo entre los padres de la pareja para comprometerlos, aunque Franco estaría en desacuerdo con que el emérito se casara con una princesa sin trono.

Maria Gabriela de Saboya, finalmente, se casó con un millonario 14 años más mayor que ella. Tuvieron una hija pero no tardaron en divorciarse: "No me gusta que la gente me imponga nada. Y en las monarquías siempre se impone mucho y se ha de tragar. Si no lo haces, acabas como Lady Di".

Asegura que ha seguido viendo al rey... ¿dejando la antigua relación de lado?

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat