La infanta Elena parece, de toda la familia real, la que hoy en día vive más feliz de la vida y disfruta más de la condición que tiene. Se pasa el día yendo a los toros con su padre, navegando, comiendo, cenando y cualquier terminación "ando" que tenga que ver con la buena vida. Mientras su hermana vive en permanente sombra de tristeza, con el marido en la prisión, y su hermano está cada día más enfilado por los detractores de la monarquía, ella a lo suyo. Divorciarse de Jaime de Marichalar fue de lo mejor que hizo en su vida y desde entonces, no se le conocen muchas (por no decir ninguna) relaciones de pareja de renombre o que haya durado en el tiempo. Años atrás, sin embargo, pasaba por ser la miembro más prolífica de los Borbones, especialmente dentro del mundo de la hípica. Y estos días, se ha vuelto a hablar de un affaire esporádico que tuvo con un grande de España.

alumbra elena caballo gtres

GTRES

"La cocaína me perturbaba por completo. Yo vivía en una obsesión: seducir a mujeres. Ninguna se me resistía". Es, probablemente, una de las frases más polémicas de las memorias que esta semana salen en venta, las de Cayetano Martínez de Irujo, hijo pequeño de la Duquesa de Alba: De Cayetana a Cayetano. El aristócrata tuvo un pasado oscuro donde no era capaz de decir no a la droga ni a ninguna mujer, como Genoveva Casanova y Mar Saura. Tampoco a la infanta Elena. Y eso que su relación no se produjo por los motivos más románticos del mundo.

mar saura cayetano

Explica el jinete que le recomendaron que se acercara a la infanta. El simple hecho ya es penoso. Todavía más los motivos por los cuales le hicieron esta 'recomendación': "por puro patriotismo y responsabilidad histórica". Se ve que por el bien de la patria española, la hija mayor de los reyes tenía que tener un amante que simbolizara la bandera como nadie. Por lo visto, explica Lecturas, ninguno de los pretendientes estaba a la altura "de la posición que ella podría llegar a ocupar. La Infanta necesitaba una persona fuerte a su lado. Al parecer, yo era el elegido". Llegó de rebote a los Borbones, pero lo que vio en ella le gustó: "Para mí, la infanta Elena era una persona superentrañable y supertodo. Lo que pasaba es que no quería meterme ahí porque estaba luchando para salir de mi propia celda y no quería meterme en otra mayor". Zarzuela como una jaula dorada. Pero la 'superentrañable' y 'supertodo' también tenía unos 'superpapis' que le hicieron coger miedo a Cayetano.

infanta elena gtres

GTRES

Porque el amigo especial de la infanta sentía mucha presión ambiental por lo que pudiera tener con Elena y sobre todo, por donde acabara la cosa. Y eso que tanto la Duquesa de Alba como la reina Sofía estaban "encantadas" con una unión que sólo duró tres meses. Todo el mundo veía en ella una réplica del jinete británico Mark Phillips, que se casó con la princesa Ana, hija de Isabel II. ¿Cuándo se acabó? Cuando en medio de un acto, Cayetano oyó, en boca del rey emérito: '¡Vamos a ser familia!'... Esa frase la oyó la prensa y salió publicada. Ahí me empecé a asustar". Y huyó por patas. C'est fini.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat