Paula Vázquez es una gallega que ha pasado toda la vida en Catalunya. Ahora, a sus 45 años, espera destino después de triunfar en la TV de pago con programas como Fama en bailar o El puente. Dos realities de Movistar, de danza o de supervivencia, que la alejan del estilo telecinquero. Muy concienciada en las redes, de ideología de izquierdas y combativa, se preocupa no sólo de alimentar el cerebro sino el cuerpo. Nunca ha negado que recurre a la cirugía estética como una parte más de su oficio: la imagen. Pero se ha pasado con el bótox. Un exceso de pinchazo en el labio superior deforma toda la expresión de la cara:

PAULA VÁZQUEZ ANTES

paula vazquez GTRES

Paula Vázquez, espléndida GTRES

PAULA VÁZQUEZ AHORA

paula vazquez ig

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En tabla|puesto shared by Paula Vázquez (@paulavazqueztv) donde|dónde

Paula Vázquez se ha instalado en el Hotel Miramar de Montjuïc para promocionarlo y algunos de sus 100 mil followers en instagram se le han quejado por tener la cara tan operada. Ella les responde con clase: "Sí, ¿y?":

Paula Vázquez: "Esta mañana me he despertado con la cara algo hinchada y casi me crucifican aquí en Instagram. Cuelgo esta foto para que podáis ampliar a gusto, esto va para las cotillas criticonas. Ah y pienso retocarme todo lo que el presupuesto me permita". Solo hay una cosa más absurda que una mujer guapa muy operada: una mujer guapa muy operada que lo niegue. Paula hace lo que quiere y lo cuenta. Su trabajo es imagen y cada espectador decide si le gusta lo que ve.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat