Más de 200 millones de personas verán este sábado por la noche el Festival de Eurovisión. Y una de las caras que más veces verán los espectadores será la de uno de los cuatro presentadores de la gala, Assi Azar, quien aparece a la derecha de la siguiente imagen, sonriente.

assi azar

@assiazar

"Si me hubieras dicho cuándo era joven que podría estar con mi marido en Israel, con nuestro matrimonio reconocido, te habría dicho que 'imposible'". Son declaraciones de Azar a la revista Attitude. Hace 14 años, en el 2005, cuando presentaba un programa infantil, se acababa de enamorar de un chico y lo quiso decir públicamente: "No quería mentir, era el modelo a seguir para muchos niños". También lo dijo en casa, y los padres le dijeron que tenía que ir al médico. Afortunadamente, con el paso del tiempo el padre lo aceptó e incluso pronunció un discurso emocionado cuando Assi se casó, años después.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¡En|A year ago, we both said yes! Happy 1st aniversario|cumpleaños @assiazar. ¡Love is love!

En tabla|puesto shared by Albert Escola Benet ���� (@albertescola) donde|dónde

¿Con quién? Con un arquitecto catalán, Albert Escolà. El mismo Azar ponía sobre la pista en la semifinal del martes, cuando él mismo hablaba de su marido, que era catalán como Miki Núñez, cuando entrevistaban al intérprete de La venda. Escolà y Azar se conocieron hace siete años en Barcelona y años después acabaría casándose y comprándose una casa en Israel, donde acabaría viviendo con su pareja. Pero muy pronto vio que Tel Aviv es una ciudad muy tolerante y abierta a la comunidad gay y que Azar era un personaje muy querido en el país que lo ha acabado acogiendo. "A mí que me digan en España lo que quieran de Israel pero como gay te puedo decir que aquí en Tel Aviv sí puedo pasear cogido de la mano con mi marido y con el carnet de identidad que registra que estamos casados", confesó al diario El Mundo en una entrevista.

presentador eurovisio y marido

Graduado en la UPC de Barcelona, Escolà ha participado en diferentes proyectos como el del Museo del Barça, y después de cinco años en Tel Aviv, dirige la empresa ESAI dedicada a la arquitectura, diseño e innovación. Eso con respecto a la vertiente profesional, porque en la vertiente sentimental, aparte del amor por su marido Assi, Escolà también siente mucho los colores de Catalunya. El pasado 24 de septiembre del 2017, Escolà publicaba una fotografía bajo una gran estelada, escribiendo el mensaje: "Un día precioso en mi ciudad. Capítulo 3", acompañándolo de los hashtags #independencia, #1octubre, #Catalunya y #votaremos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En|A beautiful day in my city. Chapt.3 #independence #1October #catalonia #votarem

En tabla|puesto shared by Albert Escola Benet ���� (@albertescola) donde|dónde

Con la firme intención de tener hijos en un futuro, de momento, sin embargo, este sábado los ojos de los dos estarán en la eurovisiva gala. Por cierto, el marido de Escolà, Azar, que se ha convertido en un modelo a seguir en su país, sigue luchando por dar visibilidad al colectivo LGTBI. De hecho, ya ha avisado que dará parte de su sueldo como presentador de la gala de Eurovisión a la organización Israel Gay Youth.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat