Marc André Ter Stegen es el futuro capitán del Barça ahora que de los cuatro que quedan, Messi, Busquets, Piqué y Sergi Roberto, solo el último es joven. El portero es el mejor del mundo y ha sabido llegar al corazón de los culés de manera directa: con paradas en el campo y con una vida privada plenamente adaptada a Cataluña. Un día va en patinete por el Mercado de Gràcia y al otro hace un vídeo en catalán. Mira que es fácil. Su hijo Ben ha cumplido un año y la foto es como la de tantos domingueros: en las playas del Baix Llobregat mirando deportes de viento.

Relaxed afternoons y 350 mil me gustas a sus tardes relajadas antes del partido de Copa en Cornellà. En pocas horas. Su mujer Dani Ter Stegen también tiene imágenes de postal. Lucen buen aspecto.

Se puede decir que todo lo que toca este alemán de 28 años, 1,87 hombre y 12,2 millones de followers se convierte en oro. Pero mejor: todo lo que toca, lo para.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat