La misma noche que Rosalía da visibilidad al catalán en los Grammy, TV3 descubre que otro cantante lleva el nombre de Catalunya más allá de nuestras fronteras: Lluís Llach, que es todo un fenómeno en Polonia. Y no porque acabe de publicar ningún gran hit últimamente que haya hecho fortuna en el país, sino por uno de sus temas más populares, del año 1968: L'Estaca.

Lluis Llach Lledoners - Sergi Alcàzar

Sergi Alcàzar

Halldor Mar y el Katalonski de TV3 han viajado a Poznan para conocer catalanohablantes polacos. Como Agnieszka Przychodniak, fan de Lluís Llach, que ha revelado el vínculo del cantautor de Verges con Polonia: un músico polaco, Jacek Kaczmarski, escribió su propia versión de L'Estaca, en el año 1978, y la tituló Mury (Muros, en castellano). La canción se convirtió en un símbolo contra el régimen comunista que dirigía Polonia con mano de hierro. Una historia desconocida para muchos catalanes. Y también para muchos polacos, que creen que la versión original es la suya y no la de Llach, a quien agradecen que cante Mury en catalán.

La misma Agnieszka lo explica así en TV3: "Fui a un concierto de Lluís Llach aquí en Poznan. Al final cantó L'Estaca y fue un momento súper emotivo, todo el mundo se puso en pie, como si fuera un himno. Él sabe que esta canción es súper importante en Polonia. De hecho, hay mucha gente que después de los conciertos le da las gracias por versionar la canción polaca". Una anécdota divertida que la primera vez cogió por sorpresa el cantautor catalán. Aunque ahora se lo toma con otra filosofía: "Al principio protestaba. Pero ahora cuando le preguntan ya dice que sí, que es un placer cantarla y que es una canción muy bonita".

Lluis llach acto final campaña referendum - Sergi Alcàzar

Sergi Alcàzar

La versión polaca de L'Estaca mantiene la melodía y su significado, aunque la traducción no es literal: "Extrae las rejas del muro. Revienta los grilletes, rompe el látigo. Y los muros caerán, caerán, caerán, y enterrarán el viejo mundo". ¿En qué lengua suena mejor?

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat