Esta es una bonita historia de verano que se ha hecho viral gracias a su protagonista: un chico llamado Javi Zone, madridista, unionista y, según dice en su instagram, fisioterapeuta. Javi Zone se va de vacaciones a Tailandia con 4 amigos y se muere por explicarlo en Instagram: cuelga fotos suyas con poca ropa en el país asiático. Un día a bordo de una barca suben 3 chicas y las aborda, con evidente ánimo de ligárselas. Les pregunta si, ya que hablan castellano, son españolas. La respuesta le desagrada:

Como le responden que son catalanas les retira la palabra. "Me he contenido". Muchos imaginan que las chicas no eran catalanas pero para sacarse los moscones de encima han descubierto una nueva estrategia: decir que son catalanas y así las dejan en paz. Da la misma impresión que decir que eres lesbiana. Veneno para los pesados:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En tabla|puesto shared by JaviZone (@javizone) donde|dónde

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En tabla|puesto shared by JaviZone (@javizone) donde|dónde

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En tabla|puesto shared by JaviZone (@javizone) donde|dónde

Javi Zone ha seguido su cruzada catalanofóbica al tropezarse con un letrero que indicaba la distancia hasta Catalunya y ha dicho que los que cuelgan la estelada con los km. hasta su casa son "gilipollas". Le han seguido atizando con la contundencia de las chicas, catalanas o no, de Phi Phi island:

phi phi insatories

@javizone

Ha hecho un instastories diciendo que el camarero del lugar les dijo que allí antes había un letrero con la distancia hasta España y que alguien la sustituyó. Y mirando fíjamente a cámara, sin ropa dice "Eso, obviamente, no está bien".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat