Emma García ya está de vacaciones. La presentadora vasca de Viva la vida ha cedido temporalmente su puesto a Toñi Moreno (que ya había estado al frente del programa hace un par de años) y se ha marchado a su Euskadi natal con la familia. Desde hace un par de semanas, la televisiva está en San Sebastián con su marido Aitor y su hija Uxue, que acaba de cumplir 14 años. Durante sus días de descanso, García desconecta de la tele pero no de las redes sociales. Fotos del sol y la playa, desde un entorno natural paradisiaco de Guipúzcoa, hacen las delicias de sus seguidores y son la envidia de los que todavía trabajan. Entre tantas imágenes del viaje a su tierra, hay una que ha hecho fortuna especialmente: la mediática luciendo un bikini espectacular en la piscina de casa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En tabla|puesto shared by Emma García (@emmagarciaweb) donde|dónde

Ataviada con un bañador negro que realza su figura atlética, y que combina con unas gafas de sol de aviador y un sombrero de rafia que emula el diseño cowboy, Emma desea un buen verano a sus amigos con una fotografía explosiva. "¡Disfrutad mucho!", escribe en su Instagram. Los fans enloquecen con la imagen de su ídola televisiva y no pierden de vista el detalle de la foto: el lunar que tiene en el escote, que cuando sale en antena nunca muestra pero que ahora luce ante la cámara.

Vacaciones hasta septiembre. No será hasta el mes que viene que la presentadora retome el trabajo en Telecinco. Mientras no llega el día, algunos de sus compañeros como Yledia Santana, Suso Álvarez y Rafa Mora le regalan los oídos en Instagram. La echan de menos.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat