Desde que la justicia europea le metió un guantazo mayúsculo con la mano abierta a la española, con la sentencia del TJUE sobre la inmunidad parlamentaria de Junqueras, los jueces como Marchena están escondiditos con la cabeza bajo el ala. Les están cayendo chuzos de punta, y con razón. Pilar Rahola ya aniquiló pertinentemente al juez estrella del procés, Pérez Royo zurró sin piedad a los magistrados españoles, Comín y Boye dejando en ridículo a Ferreras y compañía, Ana Rosa poniéndose de perfil... El unionismo ridiculizado haciéndose las víctimas ahora que no les interesa lo que dice Europa.

juez marchena marlaska efe

Efe

Muchos están diciendo la suya, pero este fin de semana hemos podido leer el artículo más demoledor que les han dedicado a los jueces del Supremo. Su autora, Elisa Beni en eldiario.es. "No dejen que les cuenten milongas: todos los errores cometidos por el Tribunal Supremo en el asunto catalán tienen, entre otras cosas, un componente personal y otro narcisista", escribe la periodista y también colaboradora de El Nacional.cat. Beni lo tiene claro: "La culpa es de los jueces del Tribunal Supremo. ¿Puede un juez o una norma administrativa local desposeer a un electo y a sus casi dos millones de votantes de sus derechos políticos en una democracia? Pues no. Eso es lo que dijimos y eso es lo que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dice ahora. Recuerden una cosa, ¡oh, grandes jueces y grandes fiscales de este país llamado España!: si han de adorar a algún becerro de oro, procuren que sea la democracia, la ley y los derechos fundamentales. Cualquier otra cosa es espuria. La patria, tal y como la consideran, sus carreras o el favor del público o de los políticos".

Elisa Beni

La periodista se muestra rotunda pintando la cara a los jueces: "Nadie les pide que rindan pleitesía a eso. Ni dios, y ustedes no lo son. O sea, no son dios. No son el dios democrático ni el dios de los Ejércitos ni el dios de la razón de Estado. Solo les pedimos que apliquen la ley. No que la inventen o la reinventen o la reescriban o que nos salven. Ustedes no tienen que salvar España ni sus culos".  Los supuestos intereses de los magistrados en hacer que las cosas sean como a ellos los interesan son retratados aquí con una serie de preguntas que se hace la periodista sobre la que en teoría, tendría que ser una independencia del sistema judicial español que no se cree nadie.

Manuel Marchena Suprem Efe

Efe

"Si preguntan a un tribunal que les es superior, y el TJUE es superior y eso forma parte del ordenamiento jurídico español mal que les pese a los fachas, deben ESPERAR a obtener esa respuesta. Ni plazos, ni sacar la sentencia en la fecha prevista por si me tienen que nombrar, ni porras en vinagre. Si la consecuencia, la honestidad y la dignidad te perjudican, te lo tragas. Eso hace la gente con valores", dice demoledora la periodista, con una conclusión final: "Europa nos salva. Europa nos protege. Por eso van a evitar que ustedes se crean el Cid y pretendan arreglar con un uso no alternativo sino indiferente del Derecho lo que creen necesario. ¡Bendito salvavidas europeo! Solo los fascistas quieren matarlo...". No se puede decir más claro.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat