Las redes sociales tienen usos de los más diversos. Hay quienes sacan provecho para hacer negocio y promocionar cosas, otros que no paran de subir fotografías de ensueño y otros que las usan para hacer sus confesiones más duras y atrevidas. Y precisamente esto mismo es lo que ha hecho el cantante Dani Martín, durante la mañana del viernes 11 de junio. A través de su cuenta de Instagram el vocalista ha conmovido a todos con sus palabras más sinceras. Un larguísimo escrito que no ha pasado desapercibido para nadie, haciendo reflexionar a muchos. Prueba de ello la cantidad de comentarios y 'me gusta' que ha recibido en cuestión de muy poco tiempo. Muy valiente. Lo desgranamos todo, a continuación.

dani martin GTRES

Dani Martín, GTRES

"Estaba en la playa, pero hoy he cogido un avión. Hacía mucho que no me subía a uno, sobre todo para ir a un lugar maravilloso: el lugar donde en estos momentos de mi vida me siento mejor, más yo, más tranquilo, más feliz". Así empieza el relato que el cantante nacido en San Sebastián de los Reyes ha publicado en su cuenta de Instagram. Lo ha hecho con una fotografía suya, a bordo de un avión, reposando su cabeza sobre la pared, mientras se tapa la cara con una mascarilla negra y presume del colorido tatuaje que tiene en la mano. "Es un lugar donde me encanta hablar y donde me abro en canal. Es silencioso, cómodo, a veces paso calor, me emociono, conecto con mi infancia, con mi tristeza, con mis carencias, mis errores: a día de hoy es mi paraíso", añade, dado pistas a sus seguidores, más de 865.000, acerca del sitio en el que a día de hoy se siente cómodo y feliz. "Se llama psiquiatra. Es un gimnasio donde la cabeza y las emociones se equilibran, se deshacen nudos, conoces de dónde vienen muchas cosas", afirma Dani Martín. Su confesión más atrevida y aplaudida, a continuación:

Perfil de Instagram de Dani Martín

Perfil de Instagram de Dani Martín

"No me considero ni referente, ni alguien que intente influenciar ni contar qué debe hacer cada uno en su vida, ni historias de esas. Tampoco me he comido a Buda, ni he dejado de ser el ser errante que soy", escribe el artista, sabiendo que su valiente discurso quizá ayuda a algunas personas a seguir sus pasos y también ir al psiquiátrico. "Tampoco tengo ninguna enfermedad mental diagnosticada, ni busco apoyo con este texto, sólo soy alguien que hoy vomita esto aquí porque así me ha salido al subirme al avión", confiesa más claro que nunca. Un texto en el que Dani, pese a su valentía por hablar de la realidad sin tapujos, asegura sentirse "muy bien". Por eso aclara: "eviten preguntarme “pero Dani, ¿estás bien?” “pero, ¿qué te ha pasado?”. Me ha pasado la vida y me está pasando, y ojalá que me siga pasando, porque estoy vivo, lleno de imperfecciones y de trabajo por hacer". Con todo, el que fuera líder de la banda 'El canto del loco', sentencia que los psiquiatras "no sólo medican a las personas, también hacen trabajos maravillosos para ordenar los trasteros que tenemos dentro cada uno, llenos de cosas desordenadas, mal ubicadas, descuidadas, con polvo, y te enseñan a deshacerte de otras que guardamos y que ya no necesitamos". Una palabra: brillante.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat