"¡Adri ya está en casa!". Así acaba el exilio de Adrià Carrasco. Después de casi tres años exiliado en Bruselas, el joven activista catalán puede volver a su pueblo después de que un juez de Granollers haya enmendado a la Audiencia Nacional: "No hay pruebas que acrediten el delito". Sopapo a la justicia española que ha hecho emocionar a la familia y los amigos de Carrasco y ha indignado todavía más a los que hace tiempo reclamaban justicia, como una Pilar Rahola que no se ha mordido la lengua contra la Audiencia Nacional: "Pura escoria".

adria carrasco cdr acn

Adrià Carrasco (ACN)

Acusado de terrorismo, rebelión y sedición, se ha archivado su causa por falta de pruebas. El mismo Carrasco ha participado este lunes con su grupo de apoyo de una rueda de prensa delante del TSJC. Una sentencia absolutoria que llega meses después de la absolución de Tamara Carrasco, la otra CDR que sí fue detenida por la Guardia Civil y estuvo confinada por orden judicial en Viladecans durante casi un año.

Adrià Carrasco Tamara Carrasco ACN

Adrià Carrasco y Tamara Carrasco (ACN)

Uno de los que también se ha pronunciado ha sido Antonio Baños. Y de qué manera: "La policía paramilitar (gc) y la cúpula judicial se creen impunes por extender el terror en su reino postfranquista. Pero sube una gente valiente que no se detiene nunca. Gracias Adri. Gracias Tamara. Os seguimos"!. No sólo eso. Baños también ha tenido un gesto que ha emocionado a los dos jóvenes después de la decisión de este lunes.

antonio baños beteve

Antonio Baños (Betevé)

¿Cuál? Cambiar su perfil en redes. O más bien, adaptarlo a las novedades. En su timeline sigue poniendo lo mismo, Ciudadano de la República Catalana. Lo que ha cambiado, sin embargo, es su foto: ahora, lo que ve, es una foto de los dos Carrasco libres y felices, puño  arriba y abrazados:

foto perfil antonio baños

Ver esta imagen ha emocionado a una de las protagonistas de la foto, que no ha dudado en mostrarle su afecto y agradecimiento por un gesto simbólico, pero muy emotivo:

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat