Después de muchos meses encerrada en las Canarias, Anabel Pantoja por fin ha vuelto a ocupar su silla de colaboradora en Sálvame. Lo hizo el pasado jueves 7 de enero y, desde entonces, no ha dejado de visitar el plató de Telecinco. Un regreso muy esperado por sus compañeros, quienes estaban impacientes por verla. Tanto, que la han recibido con los brazos abiertos y con un sinfín de sorpresas. Una de ellas, retarla a quedarse sin ropa y posar desnuda en la nieve, aprovechando que Filomena ha dejado Madrid cubierto bajo un enorme manto blanco.

Anabel Pantoja, Telecinco

Anabel Pantoja, Telecinco

Dicho y hecho. La sobrina de Isabel Pantoja, el martes 12 de enero a última hora de la tarde, se lo quitó todo y recreó la polémica fotografía de Cristina Pedroche en la nieve. Anabel poso en las inmediaciones de Telecinco, solamente con una braguita negra, mientras cruzaba las piernas y se tapaba los pechos con sus brazos. Un posado con el que desafió las bajas temperaturas y del que se siente muy orgullosa. Tanto, que no ha dudado en compartirlo en su cuenta de Instagram, donde acumula varias fotografías suyas sin nada de ropa. "Con todos mis respetos a la señora Cristina Pedroche. (No quiero nieve hasta dentro de 30 años)", escribe la de Sálvame.

Un atrevido reto, en riguroso directo, que ha tenido unas duras consecuencias para Anabel Pantoja. Lo que durante la tarde del martes 12 de enero eran risas y bromas, se ha convertido en dolor y lamentos durante el miércoles 13 de enero. Pues la tertuliana ha confesado las duras secuelas corporales que padece, después de quitárselo todo en la nieve. "Me he quemado un cachete y me ha dado un tirón muy fuerte en la ingle izquierda". ¿Lo dice de verdad? ¿O es una excusa para pedirse la baja y ausentarse del programa durante tres meses más?

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat