Fashion Week de Nueva York. Desfiles con los mejores diseñadores del mundo. Famosos cuidando al detalle su look. VIPS luciendo sus mejores piezas de armario. Glamour, elegancia y estilo... Pero todo eso a Justin Bieber se la trae al pairo. El objeto del deseo de las 'believers' puede haber perdido fans por el camino con su última fotografía... O quizás todo el contrario, que para gustos, los colores. Después de ir a un desfile de moda, la pareja de Bieber, Selena Gómez, fue al encuentro de su amado a Los Ángeles... y se encontró con esto.

justin bieber los angeles

GTRES

O Bieber tenía sofocos pensando en la noche que le esperaba o quería lucir tatoos o simplemente es 'así'. El caso es que tuvo una necesidad imperiosa de subirse la camiseta y enseñar chicha. ¿Saben a cuántos grados estaban ayer por la noche en Los Ángeles? A 10. Clima tropical para Bieber. Todo sea para enseñar, como quién no quiere la cosa, los calzoncillos del nuevo patrocinador Calvin Klein. Del resto, lo más difícil de digerir sea, posiblemente, la expresión facial mordiéndose el labio con cara de teenager avergonzado perque le está saliendo bigotillo. La cinta a lo Bruce Springsteen no esconde un pelo desgarbado y que hace tiempo que no ve el mango de una ducha. Mirada perdida. Medio torso al descubierto y eso sí, el tatuaje de un águila bien visible encima del caminito de hormigas que baja hacia los Calvin Klein. Lo extraño es que el pájaro no saliera volando al ver este cuadro. Un cuadro que nos recuerda a otro chico rubio con tendencia a looks imposibles...

Que vigile Macaulay Culkin que le puede haber salido un duro competidor. Se empieza llevando pantaloncitos cortos y enseñando ombligo y pezón y se acaba así...

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat