Hace días, una entrevista de Jordi Díaz dejó a todos sus seguidores y las muchas personas que le quieren, en shock. El maravilloso actor catalán es una de las personas que más ternura despiertan. Siempre con una sonrisa de oreja a oreja, el intérprete de El cor de la ciutat o El método Gronholm, ahora de nuevo en los teatros con Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, tiene un talante, una bondad, que desarma. Durante mucho tiempo era el yerno preferido de Catalunya, con permiso de Albert Om. Un Om con quien coincidió trabajando juntos en El club.

jordi diaz

Jordi Díaz

Ahora, los dos, se han reencontrado en el Islàndia de RAC1 donde Om le ha entrevistado con motivo de lo que reveló hace poco: el pozo donde cayó después de morir repentinamente su madre, de abandonarse fruto de la depresión y de tener que ingresar de urgencia en un hospital con el azúcar en la sangre a más de 900. Una barbaridad.  "Mi madre y yo teníamos una relación muy especial. El 2015 fue un año muy difícil para mí. El peor año de mi vida. Mi madre se murió sin saberlo, de golpe, un ictus. Lo viví con mucha impotencia. Toda esta rabia es una cosa que yo arrastro actualmente" reconocía en La Vanguardia.

jordi diaz y perro

Jordi Díaz @_jordidiaz

"Mi energía solo se concentraba en ir al teatro a hacer el espectáculo y volver a casa a no hacer nada y llorar. Entré en un infierno. No tenía ganas ni de vivir. Me abandoné totalmente. Fui consciente de que mi vida la estaba conduciendo hacia la mierda, hacia el infierno, porque no tenía ganas de nada", añadía. En RAC1, todavía ha dado más detalles. "Hubo un momento que se me pasó por la cabeza dejarlo, que ya no valía la pena hacer eso, no me llenaba".

jordi diaz rac1

Jordi Díaz en RAC1 / @islandiarac1

Cuando Om le toca el tema de la muerte de su madre, Díazs no puede contener la emoción: "Mi madre muere lejos de mí (vivía en Estepona), mi madre muere sin saber que se iba a morir, estaba muy bien. Tenía 69 años, guapa, pero se fue... Y eso a mí me arrastró a los infiernos". Fue una llamada a las 10h de la mañana, que había tenido un ictus. Om apunta lo que explicó hace poco y que recoge en su último libro: "Los que se nos han muerto los padres en procesos largos, nos quejamos, y crees que es muy doloroso, pero tiene la ventaja que el luto lo haces antes, poco a poco, y no una llamada".

jordi diaz 2

Jordi Díaz / @_jordidiaz

Díaz recuerda impotente cómo la distancia de su madre fue insoportable. "Estás en Badalona y no puedes hacer nada, te quedas colapsado. Tenía una vitalidad, era muy divertida". Le hicieron un homenaje, "y qué mejor lugar que el mar, ella era una enamorada. Nos reunimos 200 personas en La doncella de la Costa. Vino todo el mundo, su hermana, hacía décadas que no se veían. Echamos las cenizas al mar".

Albert Om Periodista radio Resido|Radico|Rao 1 - Sergi Alcazar

Albert Om / Foto: Sergi Alcàzar

Om le dice que tiene una canción muy especial para acabar este recuerdo sobre su madre. Un momento que ponía la carne de gallina. Imposible no emocionarse: "Una de las cosas que hacíamos mi madre y yo cuando venía a verme a casa era ponernos a Marina Rossell. Uno de los días especiales era el día de Sant Jordi, se lo hacía venir bien para venir a verme. Un día se conocieron". Y cuando murió su madre, Jordi llamó a la Marina y se lo explicó. Marina intentó ir al homenaje al mar, pero no pudo. La canción sonó igualmente. Y volvió a sonar en el Islàndia. Una maravilla de tema que le volvió a emocionar, como siempre que la escucha. A él y a todos los oyentes:

Puedes escuchar el maravilloso recuerdo de Jordi Díaz a su madre a partir del minuto 35':

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat