Hay restaurantes de Madrid que son muy ocurrentes. Nos imaginamos a los encargados de crear los platos, a la hora de bautizarlos, teniendo una tormenta de ideas entre carajillo y carajillo: Vamos a poner algo dedicado a los catalanes golpistas, ya verás qué gracia entre nuestra parroquia. Hace un tiempo se lo encontró el actor catalán Josep Julien, cuando vio que en la Terraza New Cucos de la capital de España encontraron muy cuco especificar que la crema catalana que servían de postre estaba hecha en Madrid. Por si las moscas.

Queda claro que las paredes de muchos locales no pasarían los mínimos en el programa de Chicote. Pero no por la suciedad o la grasa de los fogones, sino por la catalanofóbica ranciedad. Ahora una tuitera ha colgado en las redes otro hallazgo. No especifica qué restaurante es, pero se trata de un restaurante de tapas con nombre de personaje de Francisco Ibáñez: Marcelino. Vinos y ultraporcinos. La usuaria @msanahuja ha hecho una foto de una tabla de 200 gramos de embutidos bautizada con el simpático nombre de 'Independiente 155', un plato que cuesta el simpático precio de 15,50 euros, y que lleva "butifarra blanca, butifarra trufada, somalla y salchichón pimienta.

La red alucina:

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat