Nunca es tarde para descubrir el secreto de la pintura. O de las pinturas, mejor dicho. Y es que esta semana se ha hecho viral un vídeo en el que se explica un detalle escondido de "Los embajadores", una obra hecha por el artista alemán Hans Holbein el Joven, en el año 1533.

En la pintura destacan dos figuras, dos hombres que aparentan poder. Se trata del embajador francés de la época en Inglaterra, Jean de Dinteville, y su amigo Georges de Selve, obispo de La Vaur, municipio francés.

Pasa más desapercibida una calavera estrecha y alargada situada en la parte inferior del cuadro, debajo de donde se encuentran los pies de los -a priori- protagonistas de la pintura. De hecho, si no te fijas bien, quizás ni distingues que se trata de una calavera humana. Y es que tiene un secreto: sólo se ve correctamente si la miras desde un punto en concreto de la derecha.

Esta calavera distorsionada es un ejemplo más de las frecuentes referencias a la muerte que Holbein hacía en sus obras. La diferencia es que, en este caso, muchos han descubierto su secreto ahora.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat