¿Qué hay por encima de una reina? Una emperatriz. Letizia era consciente que en el imaginario de las casas real mundiales, la española se hace pequeña al lado de la reina Isabel II de Inglaterra o del imperio del Sol Naciente. Masako pasa por ser la más tímida de las japonesas. La mujer del emperador Naruhito tiene problemas de autoestima y no se siente capaz de ejercer el cargo. Y Letizia lo ha arreglado a la española: abrazándola como si fuera una colega del gimnasio. El vídeo demuestra que Letizia no sabe el rígido protocolo de la casa real japonesa y que Masako no sabe dónde meterse de la vergüenza ajena:

La prensa rosa tapa la pifia de Letizia que incomoda a cualquiera sólo con verla. Lecturas lo reduce a "Se fundió en un efusivo y cariñoso abrazo, la Reina de España se ha convertido en la royal más cariñosa tras su paso por Asia". La más "cariñosa" y la más ridícula. Hola dice que "Masako pareció ligeramente sorprendida, pero enseguida respondió con una enorme sonrisa". Después de empujarse a la emperatriz hacia su pecho y fregarle la espalda hasta cinco veces Masako no sonríe, queda catatónica.

leticia abraza emperatriz japo GTRES

GTRES

No hay que haber estado en Japón para saber que no les gusta el contacto físico y se saludan con una reverencia y dando un cabezazo en el aire. Un comentario al vídeo acierta de pleno:  "No está bien abrazar a un japonés/a, es de mal gusto manifestar emociones y aún menos en un acto público. Parece el abrazo de una señora a su asistenta dándole el pésame. Letizia da la impresión de querer quedar por encima, en un acto irrefrenable. Me parece que no le da la gana representar correctamente a España. La Corona le viene muy grande. Educación es contención". 

masako efe

leticia mira a camera efe

EFE

Masako tiene un carácter depresivo y Letizia tiene muy alta la autoestima. Dejar a la emperatriz en falso ha sido la penúltima salida de tono de Letizia. La última nunca se sabe cuándo será

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat