La reina Letizia y el rey Felipe están en Japón. La excusa: la entronización del emperador Naruhito. No deja de ser uno más de los viajes de los Borbones de celebración en celebración. Hace unas horas ha tocado el acto protocolario con el resto de monarcas y jefes de Estado. Y esta noche hora de allí, ya se está celebrando la cena de gala ofrecida por el emperador y su mujer Masako. Al mediodía, vestido de flores, mucha joya y diadema rosa.

reyes japo2

@CasaReal

Y por la noche, el rosa ha pasado de la cabeza al cuerpo entero de Letizia, que lucía un largo vestido rosa-chicle que ha provocado un hecho curioso.

Este tuit colgado por la misma Casa Real, no es el único que esta cuenta de Twitter había colgado sobre el acontecimiento vespertino en el país nipón. Junto con este vídeo de los monarcas saludando a sus homólogos suecos, también habían colgado hace unos minutos un tuit sobre el acto donde había dos fotografías de Letizia y Felipe del bracito entrando a la cena. En una de ellas se ve a los reyes de cerca, ella sonriente, él con cara de susto. Una foto que muestra lo que podría ser una pequeña ronchita de sudor, lo que vendría a ser un 'Camacho'. Pero no queda claro. Lo que sí es meridiano es la gran mancha, quizás de agua, quizás de algún otro líquido, que tenía la reina en los bajos del vestido.

leticia japo sudada

@CasaReal

Leti vestido

@CasaReal

En Blau ha podido capturar la imagen justo antes de que Casa Real decidiera borrarla como por arte de magia. ¿Por qué? Probablemente la reina haya montado en cólera al verse manchada. O alguno de los centenares de asesores que los acompañan. El caso es que unos instantes después, han corregido el tuit, que ahora tiene otra foto, donde se la ve sin mancha, que ha quedado escondida oportunamente por el pliegue del vestido:

leticia japo mojada corregida

@CasaReal

Si Jaime Peñafiel ya le ha dicho de todo a la reina por una foto penosa durante los Premios Princesa de Asturias, veremos qué le dice ahora a Letizia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat