¡Ay, el miedo! Ya no hay diálogo -al menos hasta el lunes-, ya no hay relator -o está en la nevera-, ya no hay presupuestos... pero la manifestación españolista en la plaza de Colón del domingo en Madrid sigue ahí. Presente. A los primeros convocantes -PP, Cs y Vox- se van uniendo familiares y amigos: Falange Española de las JONS, Hogar Social Madrid, Democracia 2000, Alternativa Española, Democracia Nacional...¡Qué ambientazo! Habrá que ver las banderas y estar atentos a los lemas. Estará también Manuel Valls, que hace unos días se escandalizaba por el acuerdo de la derecha extrema para gobernar Andalucía. Y el centrista Feijóo, que se había resistido inicialmente alegando que estaba en Nueva York, también. Y habrá socialistas conocidos. ¿Alguien se apuesta algo? Pelillos a la mar... parece ser la consigna de la familia reaccionaria en esta hora.

Por si había dudas: la manifestación está convocada aparentemente contra Sánchez pero es contra Catalunya. Contra cualquier intento de hablar con Catalunya. Contra el 80% de los catalanes. Catalunya es ETA. Su Govern es ETA. Su Parlament es ETA. Junts per Catalunya, Esquerra y la CUP son ETA. Òmnium es ETA. La ANC es ETA. Los exiliados son ETA. Los presos políticos son ETA. Los medios públicos son ETA. Los más de dos millones de votantes independentistas son ETA... El ¡A por ellos! policial, judicial, mediático y político y que avaló Felipe VI con su discurso del 3 de octubre busca este domingo su aval en las calles. Por eso se unen todos. El trabajo de José María Aznar ha sido muy meritorio. El PP tiene tres cabezas pero todo es el mismo cuerpo.

Cuarenta y ocho horas antes de que se inicie el juicio del 1 de octubre en el Tribunal Supremo, la manifestación también es un acto de apoyo al escarmiento al independentismo catalán. No se debe poder decir que es un acto de presión ya que la manifestación se celebrará a unos metros de Tribunal Supremo y a pocas horas del juicio... Los adjetivos y las valoraciones no se utilizan igual. Ninguna televisión, radio o periódico español habla en estos términos. ¿Será, quizás, porque no necesitan ser presionados?

La derecha, la extrema derecha y la ultraderecha de la mano, compartiendo políticas. España Global necesitará más dinero para explicarse en el mundo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat