Hace semanas que en Telecinco van sacándole todo el jugo posible a las declaraciones de Rocío Carrasco sobre Antonio David y su hija en común, Rocío Flores. Desde que empezó el impactante testimonio de la hija de la Jurado, en la cadena de Vasile no hablan de otra cosa en todos sus programas. Y mientras tanto, van ofreciendo regularmente las declaraciones de la madre sobre los maltratos por parte del exguardia civil y los vacíos que le ha ido haciendo la hija, a instancias de su expareja.

Rocío Carrasco, Telecinco

Rocío Carrasco / Telecinco

Rociíto llora desconsolada en cada nueva entrega, y más que lo hará. En un avance del próximo capítulo de Rocío: contar la verdad para seguir viva, que se emitirá el próximo miércoles, y que será ya el séptimo, una frase suya ha impactado a los espectadores antes de ver el resto del contenido del capítulo. Carrasco abordará el miércoles uno de los momentos más duros de su vida, la muerte de su madre y faro de su vida, la gran Rocío Jurado.

carrasco entierro

Rocío Carrasco, en el entierro de su madre Rocío Jurado / TVE

rocio carrasco jurado antonio david

Antonio David, Rocío Carrasco y Rocío Jurado / TVE

"Se iba el otro trozo que me quedaba", explica Carrasco rota y desconsolada, al ver las imágenes del funeral de la más grande. Con la muerte de la Jurado, moría no sólo una de las cantantes más emblemáticas de la historia de España, sino también, su madre, el faro que lo aguantaba todo. "Todo el mundo lloraba a la artista pero yo lloraba a mi madre". Y mientras eso pasaba, mientras Carrasco lloraba la muerte de la Jurado, mientras soportaba uno de los momentos más dolorosos de su vida, llegaba una pregunta de la nieta de la artista e hija de Rociíto. Una pregunta de Rocío Flores, con sólo nueve años, que todavía ahora, tanto tiempo después, tiene clavada como una espina puntiaguda en medio del corazón. Una duda que la destrozó y que años después, todavía no se explica. Una incertidumbre que todavía ahora no se explica y que revela la frialdad que sentía una hija que sólo tenía ojos para el padre.

ROCIO CARRASCO E HIJA FLORES FIEL gtres

Rocío Carrasco, Rocío Flores y Fidel Albiac / GTRES

Confiesa Rocío que después de 4 meses sin ver a sus hijos, y en un momento duro como aquel, quería sentirlos cerca para tener su calor. Pero lo que se encontró fue un puñetazo en la cara en forma de pregunta materialista: "Mamá, ¿ahora qué va a pasar con las casas de la abuela de Miami'?"... Esta era la preocupación de Rocío Flores. "En ese momento yo supe que todo había cambiado", explica muy afectada. Una impactante pregunta de una niña de nueve años que hizo pensar a Carrasco que detrás de ella había los hilos de Antonio David.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat