Kiko Veneno es una rara avis. El cantante de Figueres lleva 40 años dedicados a la música y continúa incombustible sacando discos en el mercado. El último, de comienzos de año, Sombrero roto. El sombrero, quizás, pero lo que no quiere que se rompa bajo ningún concepto es la unidad de España. En uno de los temas del disco, 'Yo quería ser español', deja claro que "la incertidumbre y la congoja y el surrealismo al que conduce el problema político que hay en España. Eso de "romper España", la gente tiene mucha cara, tú puedes romper un plato, ¡pero romper España! España es un país glorioso, y en el procés, alguno hace el imbécil".

kiko veneno y felip gtres

GTRES

Atiza a los indepes, pero también a los que se enredan en la bandera española: "los mangantes, los que no tienen escrúpulos, son los que defienden la bandera. ¿Pero no te das cuenta de que la bandera solamente la reclaman en España la mafia, los ladrones y la gente que no respeta la ley?". Ahora ha vuelto. Con motivo de su gira (el 30 de noviembre visita Barcelona), el diario El Mundo le entrevista. Evidentemente, dedicando muchos minutos y preguntas a la cuestión catalana.

festividad 2019 sira esclasans (15)

Sira Esclasans

Compara a las 600.000 personas que salieron a la calle en la Diada con hace cuarenta años, cuando quien salía eran "los de Comisiones Obreras. Cataluña en muchas cosas era la vanguardia. Y el sistema obrero catalán lo era. Y ahora, en vez de eso, en Cataluña está la vanguardia de los mamahostias, que quieren hacer un independentismo y se han olvidado de lo importantes que eran ellos para nosotros". A los indepes los bautiza como mamahostias y a los unionistas que cuelgan banderas españolas en los balcones como "impresentables. ¡Eso tenía que estar penado!".

andrea levy bandera española no somos fachas instagram

@alevysoler

A la entrevistadora se le ponen los ojos como naranjas ante tanta contundencia. Y se sorprende: "¿Sacar al balcón la bandera de España?". Veneno se reafirma: "No hay cosa más agresiva ni que cree más mal rollo que eso. Si pongo una bandera en mi balcón estoy denunciando que todos los demás no son patriotas". El Mundo insiste en justificarlo: "Pero si es la bandera de tu país". La respuesta ha dejado a más de uno con las orejas temblando: "¡Eso es incitación al odio! ¿A mí qué coño me importa la bandera de mi país? Yo sé que soy español, nadie me tiene que recordar cuál es mi bandera. No soy un cateto norteamericano que necesita tener su banderita". "Es una forma de verlo...", le insisten. Y él, por desgracia para el diario, erre que erre: "No es que ejerza su libertad al colocarla sino que está sembrando odio".

kiko veneno

@kikoveneno.music

¿Cómo salir de este callejón sin salida? Debe haber pensado la periodista. Bien sencillo. Preguntita al canto sobre los lazos amarillos para compensar: "¿Y los lazos amarillos?". Veneno: "Es lo mismo. Sembrar odio. Me gustaba más cuando CCOO y la Seat de Barcelona eran la vanguardia del movimiento obrero español. Eso quiero que lo pongas. Esa frase".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat