La censura impuesta o autoimpuesta por la mayoría de medios en Madrid y Barcelona impide criticar a la Familia Real. En TVE hace años que se prohibió explícitamente hablar de los Borbones en los programas de sociedad y sólo salen en los Telediarios. En Telecinco Jorge Javier Vázquez advirtió abiertamente que "Cada vez que hablo del rey me cae una inspección de Hacienda" y Paolo Vasile reconoce que lo presiona más Zarzuela que Moncloa. El último ha sido un periodista de El Español que reconoce que la máxima periodística ahora es: "De Juan Carlos, lo que queráis; de Felipe, ni una palabra". Jaime Peñafiel está a otro nivel: dedica su columna al último gesto de mala educación de los Borbones en público.

infanta elena borbo victoria federica gtres

GTRES

infanta elena gentuza salvame

Telecinco

Como explicó En Blau, la infanta Elena acompañada de su hija Victoria Federica se encaró a los cámaras que las grababan a la salida del AVE insultándoles: "Gentuza". Jaime Peñafiel escribe en republica.com: "Aunque no se puede comparar con los modos de Letizia hacia su real suegra, la Infanta ha demostrado ser una grosera y maleducada. Posiblemente, el trato con los caballos se le ha contagiado y cree que a la prensa se le puede tratar como a sus equinos. Aunque pensándolo bien, seguro que a estos muchísimo mejor".

infanta elena cara GTRES

GTRES

Acaba Peñafiel: "Estoy harto, dolorosamente harto, del “casticismo” de esta mujer con sus malos modos y sus exabruptos. Siempre echo en falta la presencia de un periodista que le pare los pies y le diga ¡de qué coño vas!".  Si todo el periodismo monárquico firmara bajo estas palabras del decano, quizás la Corona tomaba nota y nos ahorrábamos escenas penosas de la "españolísima" Elena.

infanta elena espanya GTRES

GTRES

La hermana mayor del rey piensa que es la Pantoja, insultando a paparazzi en las estaciones de tren. Pero como miembro de la Familia del rey le pagamos los escoltas y alguna cosa más. La señora Elena Borbón Grècia que levante la cabeza, camine y no insulte. Peñafiel ha sido el más explícito contra la actitud impresentable, quinqui y despreciable de la infanta, con la hija pequeña a su vera para que aprenda malas maneras. ¿De qué sirve mantener una institución que es imagen si su imagen es pésima?

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat