Los cines Texas han querido rendir homenaje a Bigas Luna, el director catalán muerto en 2013 con un homenaje que se prolongará desde este lunes hasta el miércoles. Este acontecimiento forma parte de un conjunto de actos de reconocimiento al realizador, que se han realizado en San Francisco (en California), en Newcastle (en Gran Bretaña) y está previsto que también llegue a Los Ángeles. La actividad se plantea siempre como un tributo lúdico al autor, donde el cine se acompaña de fiestas, de degustaciones... Pero además, tiene sus dosis de reflexión erudita sobre la obra de Bigas Luna.

Homenaje catalán

A los Tejas el lunes se proyectará, a las 20h, Jamón, jamón, y habrá un diálogo con el director Ventura Pons, con la hija del homenajeado, Betty Bigas, y con Santiago Fouz Hernández, especialista en la obra de Bigas Luna, de la Durham University (acabará, obviamente, con una degustación de cerveza, cava y... jamón). El martes habrá doble sesión, a las 20h se proyectará Huevos de Oro, y en las 22h30 La teta y la luna, presentada por el catedrático Alfredo Martínez Expósito de la Universdad de Melbourne. Y el miércoles se cerrará la sesión con una de las primeras obras de Bigas Luna: Bilbao, que será comentada por Carolina Sanabria, autora del libro Bigas Luna, el ojo voraz.

La hora de Bigas Luna

Bigas Luna no es el director más conocido de este país, pero su cine, muy original, ha despertado mucho interés en el exterior. Además, Bigas Luna ha sido el descubridor de grandes actores como Penélope Cruz, Javier Bardem y Jordi Mollà. El profesor Martínez Exposito anuncia que es la hora de que Bigas Luna trascienda su momento y se convierta en un clásico. Cree que Bigas Lunas tuvo una calidad muy rara, entre los cineastas: la capacidad de hacer películas bellas, estéticamente impecables, pero cargadas de contenido; conseguiría dirigirse tanto a la mente estética como a la mente racional. Martínez Expósito asegura que es así porque cuando llegó al cine había teorizado ya mucho sobre el arte... Santiago Fouz apunta que Bigas Luna despierta mucho interés fuera del Estado, porque su trabajo es una reflexión sobre la identidad de España, en la que juega mucho con los estereotipos. Además, apunta que es un cine profundamente pasional, que da mucho protagonismo a la comida, al sexo...

El más original, el más subversivo

Josep Joan Bigas i Luna (1946-2013) empezó su carrera profesional como diseñador, pero a partir de 1973 lo dejó todo para dedicarse al cine. En 1978 gravó su segunda película, Bilbao, y con ella se convirtió en un director de culto, con Àngel Jové como actor estrella. Sus historias turbias, cargadas de violencia, de claustrofobia, de obsesión y del sexo más perverso, supusieron todo un descubrimiento para el cine catalán. Más tarde grabaría Caniche (en 1979) Reborn (en 1981) y Lola (en 1986). Todas ellas eran películas profundamente obsesivas, inquietantes...

El Bigas Luna más comercial

A partir de 1990 Bigas Luna grabó algunas de las películas que le darían más fama entre el gran público. En 1990 dirigió Las edades de Lulú, una obra basada en una novela erótica de Almudena Grandes. El 1992 Jamón, jamón ganó el León de Plata en la Mostra de Venecia y, además, tuvo un gran éxito de público. El año siguiente repitió éxito de público con Huevos de Oro, que consiguió el premio del jurado en el Festival de Cine de San Sebastián. Y en 1994 consiguió en Venecia el premio al mejor guion con La teta y la luna. Estas tres películas marcaron la trayectoria artística más conocida de Bigas Luna, porque circularon por todo el mundo (en cambio, hay problemas para conseguir copias de los materiales más antiguos, menos orientados al mercado internacional).

Bigas x Bigas

En el marco de este movimiento de recuperación de la figura del genial director, al pasado festival de San Sebastián se presentó Bigas x Bigas, un documental realizado gracias a la recuperación de 600 horas de grabación del realizador. Bigas Luna hacía una especie de vídeo-diario, en el que registraba escenas familiares, encuentros con amigos, reflexiones... Y con este material, Santiago Garrido Rua ha realizado un documental muy original en que se refleja la vida del director y su peculiar mundo. Una obra que nos ayuda a entender la obra de este cineasta.

Juanjo Giménez. EFE
Festival de Cannes 'Timecode': éxito del cine catalán en Cannes Gustau Nerín