¿Sois de los que cuando no dormís bien os ponéis de mal humor? ¿De los que os enfadáis si no tenéis la panza llena? No sufráis, los Hoteles Gastronómicos de Catalunya son vuestra solución. Estos hoteles se caracterizan por ser unos establecimientos de 60 habitaciones como máximo, con una oferta gastronómica de calidad y donde las experiencias sensoriales son de aquellas que no se olvidan. Encontraréis un trato próximo y familiar y un alojamiento confortable. ¿Y su gastronomía? Conserva la personalidad, la identidad y los productos del territorio. La propuesta gastronómica de estos hoteles cuenta con una gran representación del recetario catalán, elaborado con productos locales y otros con denominación de origen protegida o indicación geográfica protegida.

¡A comer!

Para que podáis vivir en primera persona esta experiencia, os proponemos una serie de Hoteles Gastronómicos que no podéis dejar escapar.

El Hotel Terradets en Cellers (Pallars Jussà) es un espacio ideal para vivir una experiencia única. Encontraréis el Restaurant del Llac, caracterizado por ofrecer una cocina contemporánea, de raíces pallaresas y catalanas basada en un producto de calidad. Además de la carta, podréis probar propuestas y sugerencias de temporada hechas por el chef del restaurante, Gabriel Serra. Para acompañar los productos, podréis descubrir su bodega con joyas escondidas de la comarca que harán de la comida un recuerdo muy especial.

Autor fotografía: Hotel Terradets

Para completar esta experiencia, el Hotel Terradets propone una serie de actividades para todas las edades y todos los gustos, como por ejemplo, actividades para niños: hacer cabañas, ir a ver las cabras y las gallinas, actividades en pareja: ¿cuánto hace que no os tomáis un tiempo para los dos?, actividades con amigos: kayaks, salidas en bicicleta, futbolín humano y actividades con los compañeros: pistas del pádel, piscina y tenis.

El Hotel Can Boix en Peramola (Alt Urgell) se define como "una especie de cielo a la tierra" porque ofrece una experiencia inmejorable por sus visitantes. La carta del restaurante está compuesta principalmente de platos de cocina catalana e internacional donde la característica más destacable es la utilización de productos autóctonos de calidad, presentados de una manera muy personalizada.

Autor fotografía: Hotel Can Boix

La estancia en el hotel la podéis completar con alguna de las actividades de aventura y naturaleza que ofrecen como, por ejemplo, rafting, descenso de barrancos, parapente, paint-ball... ¿Quién se atreve a probar alguna de estas actividades? Pero si sois de los que hacéis escapadas para descansar y estar tranquilos, no os preocupéis. El hotel Can Boix es un espacio idóneo para disfrutar del tiempo libre en zonas cómodas y relajantes perfectas para desconectar.

El Hotel Montaña & Spa es un hotel familiar situado en el pueblo de Prullans (Cerdanya) conocido, también, con el nombre del "Mirador de la Cerdanya" por sus espectaculares vistas. La cocina sirve guisos de ternera ecológica de la Cerdanya y yogures y mató elaborados de manera artesanal en Prullans.

Autor fotografía: Hotel Montaña & SPA

La estancia en el hotel es una excusa para mimaros y cuidaros. Podéis escoger entre un montón de actividades dirigidas al descanso y la recuperación: piscinas climatizadas con burbujas, un circuito SPA, masajes y tratamientos para todos los gustos y actividades deportivas para liberar tensiones.

El Hotel Els Caçadors en Ribes de Freser (Ripollès) ofrece una cocina catalana tradicional y de calidad de la mano de la familia Pau-Solà. Todo empezó por una “competición sana” entre la pareja de abuelo de la familia para superarse uno al otro con la elaboración de cada plato. 

Autor fotografia: Hotel Els Caçadors

El restaurante Els Caçadors es un referente gastronómico de la zona, porque apuesta por consolidar recetas de una cocina basada en la calidad de los productos y en la sencillez en la creación de los platos, cuidando hasta el último detalle, y priorizando la utilización de productos autóctonos. 

El Hotel Ca l'Amagat en Bagà (Berguedà) se define como un “rústico gastrohotel” en el que podéis disfrutar de una escapada magnífica rodeados de naturaleza y aire puro. El restaurante del hotel destaca por la elaboración de platos de la cocina catalana con productos autóctonos y de temporada, a pesar de que también ofrecen sugerencias con algún toque propio de la gastronomía más moderna.

Autor fotografía: Ca l'Amagat

Milhojas de bacalao rasgado con escalivada, la peladilla de muslo de pato con puré de dátiles, el cabrito salteado con ajos y perejil o el rape a la plancha sobre lecho de calabacín, son sólo algunas de sus propuestas. 

¿Quién se anima a hacer una escapada gastronómica?

Contenido realizado con la información de la Agència Catalana de Turismo

 

globus kon tiki 2
BRANDED CONTENT Anoia, de la montaña al cielo Alexandra Torras